23/12/15

Reseña de "Amy y Roger: 5.000 kilómetros para enamorarse"

Título: "Amy y Roger: 5.000 kilómetros para enamorarse".
Título original: "Amy & Roger's Epic Detour".
Autora: Morgan Matson.
Páginas: 393.

Para encontrar el verdadero camino, a veces tienes que perderte...
Amy no quiere que llegue el verano. Su madre ha decidido mudarse al otro extremo de los Estados Unidos y ahora Amy tiene que llevar el coche de California a Connecticut. El problema es que, desde la muerte de su padre en un accidente de tráfico, no se siente capaz de ponerse al volante. Y aquí entra Roger, un amigo de la infancia que también debe viajar al otro lado del país, y que carga con sus propios problemas.
A medida que avanzan, ambos descubrirán que las personas que menos esperas pueden convertirse en las más importantes y aveces es necesario dar algunos rodeos para llegar a casa. 

¡Hola! ¿Cómo están, lectores? Hoy toca reseña de un libro de viajes (como muchos) y de jóvenes (como demasiados). ¿Qué es lo interesante que pueden ofrecernos Amy y Roger? Por cierto, no entiendo porqué cambiar el título original si sonaba tan bien e increíble.

Este es otro libro que nos sitúa en un viaje largo a través de Estados Unidos y sus diversos estados. Dada mi propia percepción y el mundo globalizado en el que nos desenvolvemos, son pocos los libros que realmente logran un interesante paisaje que transportan, que te dejan con unas ganas incontenibles de tomar una mochila y llegar hasta esos lugares. ¿Este es ese tipo de libro? Nop. (En realidad, Neil Gaiman lo logra mucho mejor). Lo que logra la sencilla y tranquila escritura de Morgan Matson es un simple viaje en carretera, donde lo que importa son los hechos que ocurren al interior del auto, el viaje desde adentro. 
Divertido, dinámico, dentro de este ámbito es un libro agradable, dulce y creíble.

Los personajes son simples, pero dentro de todo bien logrados. Sobre los personajes secundarios, algunos resultan más inverosímiles que otros, como bocetos para series de televisión que requieren ser pulidos, demasiado extravagantes sin necesidad ni explicación (a mí, en lo personal, me agradó Lucien, extraño, extravagante, tímido, quien carecía de un sentido realista, pero si obvias esto, resulta encantador).

Los que sí me agradaron, fueron los personajes principales. En las primeras páginas, Amy me pareció aburrida y agobiada, como carente de una introducción adecuada, pero al pasar los párrafos, sin siquiera darte cuenta, vas conociéndola y te va agradando. Algo parecido me ocurrió con Roger, al principio pareció un chico insulso, demasiado simplista, atractivo pero que queda sólo en eso; pero a medida que pasan los lugares, que viajan, vas conociéndolo, poco a poco parece más apuesto, más realista. 
¿Por qué considero que fue un acierto de libro de viajes adolescente? Y porqué superó mis escasas expectativas antes de ponerme a leer Por una razón bastante sencilla: Porque son sólo jóvenes en un viaje en carretera, sólo eso. No existe un exceso de dramatismo, ellos poseen sus problemas y su pasado oscuro que los entristece (leve cliché mal llevado). Pero al final del día, sólo es un viaje de adolescentes, los lugares a los que van, lo que hacen al interior del coche, sus conversaciones... Son simples, verosímiles, lo que yo haría en un viaje de carretera con la mente de una persona joven, con los sueños, ilusiones y tonterías. 
Nada más, no trata de estirar el drama, de meter algo que no corresponde al estilo y ambiente que tiene la narración de la historia

Ahora, quiero terminar esta reseña hablando de la edición del libro. Dos cosas: una buena y una mala. Lo primero, las imágenes e ilustraciones al interior del libro (garabatos y recuerdos que Amy guarda) me han encantado, le dan un toque de verdadero viaje, y al ser una persona que posee una agenda de recuerdos (desde que tenía 13 años aproximadamente hasta la actualidad) me ayudó a entender las emociones e intenciones del viaje.

Por otra parte, tengo una relación de amor-odio con las ediciones que Plataforma Neo entrega a sus libros. Algunas maquetaciones me enamoran, otras no me las soporto. En este caso particular, a pesar de que prefiero la portada original y que los jóvenes (que no lucen como los protagonistas, al menos si recuerdo bien) no me llaman para nada, me gusta el estilo de las letras y la elección de un color blanco bien posicionado para no molestar con las nubes, así que mi drama es la contraportada... ¿Por qué mantener una imagen que presenta un paisaje, un auto y dos jóvenes posicionados románticamente a un costado... y que causa un efecto incómodo debajo de las letras negras? ¿Por qué abrumar la presentación con más de una imagen potente y encima hacer difícil de leer la sinopsis?
Ni siquiera es un continuo de la imagen delantera *suspiro exagerado*. Con una edición interior tan bonita.


  3/5

Una lectura fresca, sencilla y dulce, perfecta para un día de ocio durante el verano o cuando quieras leer una tarde de letargo algo rápido.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada

¡Hey!
Gracias por dejar tus grandiosos comentarios; pero antes recuerda que el respeto debe de estar presente en cada uno de ellos, no nos agrada el spam y, si tienes algo sumamente importante para comunicarnos, es preferible que nos contáctes mediante el correo del blog.

¡Ahora eres libre de dejar tu opinión!


¡Nos vemos!