7/6/16

Reseña de "Diario de un vampiro en pijama"

Título: "Diario de un vampiro en pijama".
Título original: "Journal d'un vampire en pyjama".
Autor: Mathias Malzieu.
Páginas: 215.

Tras varios años dando rienda suelta al artista compulsivo y polifacético que lleva dentro, tras haberse convertido en un ícono de la modernidad indie francesa, la racha se le rompe a Mathias Malzieu. Le diagnostican una enfermedad sanguínea que lo pone a las puertas de la muerte. Pero no claudica ante la amenaza, se agarra a la vida y a quienes le rodean, tan fuertemente como un niño se aferra a sus sueños. Además, Mathias cuenta con una baza secreta, un don maravilloso: la capacidad de sublimar su experiencia a través de la escritura, gracias a una tremenda visión poética de la vida.

Siempre he tenido miedo de leer a Malzieu. Es de aquellos autores donde existe tanta reputación por detrás que sabes que existe una responsabilidad crítica como lector.
No me gusta la narrativa francesa contemporánea. Simple, y por lo demás, me resulta difícil de argumentar por qué. Cuestión de gustos, supongo. Así que aunque siempre me sentí atraída hacia el autor, me resistía a leerlo, tenía miedo de quedarme viendo a un intento de poeta, a alguien con labia que habla más de lo que dice... Y porque, para las ediciones que había visto, los precios eran un tanto muy excesivos.  

Pero, en una de mis tantas visitas a la librería, mientras hojeaba el libro porque la portada y maquetación me habían parecido preciosas, escucho una conversación sobre el libro: que era un estilo diferente, más autobiográfico. Vi mi gran oportunidad: Si me basaba en eso, este era uno de esos libros donde los autores más que nada derraman sus entrañas, donde se entregan, y a mi modo de ver, era una forma de saber si su calidad de escritura me atraía (además, la edición parecía valer el precio).

Mathias Malzieu está viviendo uno de los mejores momentos de su vida: Se prepara para más conciertos con su banda, la adaptación cinematográfica de su novela La mecánica del corazón está próxima a su estreno y todo es sobre preparaciones, además de una vida amorosa que lo mantiene feliz. Se siente más cansado, el cuerpo más pesado, le cuesta respirar... normal, se exije demasiado. Pero de todos modos decide hacerse exámenes, para cerciorarse de que todo va bien. Pero no, Mathias tiene una rara enfermedad sanguínea, menos glóbulos rojos de los que debería y plaquetas en constante decrecimiento.
Así, descubre que existen órganos vitales que no siempre funcionan y que los vampiros van al hospital por sangre. Porque el se ha transformado en uno: requiere de constantes transfusiones para sobrevivir, necesita la sangre de otros.

De ahí, hospitales, enfermedad, sangre, pijamas. Y la posibilidad de no estar para el estreno de su película. Y la posibilidad de no estar nunca más.

Me he enamorado de la forma en que está escrito este libro. La forma de diario y su narrativa con sutiles cambios de velocidad que logran que el lector sienta o deje de sentir. Una capacidad de transmitir lo que ocurre, lo que siente.
Sin esconderse ni escudarse detrás de ningún personaje, el autor se presenta como es, una persona un tanto excéntrica y feliz, que se enfrenta al confinamiento en el hospital y su casa, que tiene que alejarse de los demás para evitar cualquier contagio, que tiene que luchar contra la persona que siempre fue para no echarse a morir. Y lo logra. Amé cómo escribe Malzieu y cómo es. Si bien la enfermedad es el tema central del libro, se crea una trama completa, Malzieu es más que su enfermedad, es más que un vampiro, es más de lo que posiblemente creyó ser.
Su sentido del humor, que es propio de él, también ayuda a entender todo desde él.

Vampiro en fuga buscado por las autoridades médicas a lo largo del litoral. Descripción: muy pálido, bajito, hace skate al ralentí.

Algo que siempre me ha picado de los libros auto-referentes es que no se extienden en el contexto. La mayoría de las veces el ambiente y los personajes secundarios quedan en un espacio invisible para dar paso a las emociones del escritor que se apodera de todo (como diría un amigo, gana el humano frente al escritor). En este libro no ocurre esto: en pocas líneas, las relaciones son tan potentes que logra una redondez en todo: personajes (reales) completos, situaciones lógicas y una empatía que surge de manera espontánea y se encuentra más ligada a él que a la situación.
Logras todo tipo de conexiones, logras todo tipo de emociones que no van ligado a lo sencillamente moral, sino también a lo propiamente humano. 

Es, en definitiva, uno de los libros más bonitos que he leído en el último tiempo.

Con todo, este libro me ha fascinado más de lo que esperaba y he comprobado que Mathias Malzieu es un escritor que vale completamente la pena.



   4/5


Amo demasiado la vida para aceptar la idea de la muerte. No logro concebirla, y puede que jamás lo logre.

5 comentarios :

  1. Me encantó tu reseña :3.
    No me había atrevido a leer ninguna sobre este libro, principalmente porque soy muy fan de Malzieu y no quería que nada me estropeara la lectura. Pero con todo lo que dices, mis ganas de leerlo solo han aumentado. Me gustan mucho, igual que a ti, los libros de corte autobiográfico; me parece que logran mostrar mucho más de lo que un autor es, y, de hecho, me he iniciado con varios leyendo sus escritos de ese tipo.

    Muchas gracias por tu reseña.
    Saludos :D.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Muchas gracias por tu comentario, Luis! Bueno, al menos a mí me encantó y me dieron muchas ganas de revisar el resto de su bibliografía, así que supongo que a un fan del autor también le va a caer muy bien, en especial porque también te gusta el estilo biográfico =)
      Besos y espero que te animes

      Eliminar
  2. ¡Hola!
    A mí no me importaría leerlo.
    Estupenda reseña.
    ¡Nos leemos! :-)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te lo recomiendo si lo encuentras por ahí =)
      ¡Besos y gracias por el comentario!

      Eliminar

¡Hey!
Gracias por dejar tus grandiosos comentarios; pero antes recuerda que el respeto debe de estar presente en cada uno de ellos, no nos agrada el spam y, si tienes algo sumamente importante para comunicarnos, es preferible que nos contáctes mediante el correo del blog.

¡Ahora eres libre de dejar tu opinión!


¡Nos vemos!