22/3/19

On My Room: De cuando recuerdas los libros



Siendo sincera esperé bastante tiempo con la finalidad de cerrar el blog. Después pensé que no sería necesario y que se quedaría ahí, dando vueltas y siendo de utilidad por si alguien quería una reseña en algún momento.

Y la verdad es que tenía bastantes libros que quería reseñar en un momento, pero fue pasando el tiempo, empecé a dejar pasar la escritura de reseñas, y con el tiempo, empecé a dejar de leerlas por mi parte. La universidad empezó a consumir demasiado de mi tiempo, y el tiempo de lectura tenía que dedicárselo a los 'grandes pensadores' que no formaron parte de la literatura. 

Pensé que igual tenía sentido. Que era un paso obvio y poco a poco me alejaría cada vez más de los libros (no existe el tiempo para ellos, solo para una que otra novelita rápida y ligera). Me fue algo cómodo dejar los libros de lado y evitarlos de algún modo, evitar pensarlos, evitar encantarme de aquella manera con la literatura.

Hoy, mientras buscaba material para mi tesis, me he vuelto a topar con el poema 'Aullido' de Allen Ginsberg. Sinceramente, y después de analizar tanto el poema, como a Ginsberg y al contexto, siempre consideré que se trataba de un texto bastante pretencioso. Y lo es. Y la idea, de cierta forma, es de escribir de manera pretenciosa. 

Hoy recordé, como un rayo que me atravesó de extremo a extremo, que los libros siempre han significado más para mí. Que mi (nuestra) idea inicial con el blog era poder compartir sobre ello, madurar en mis lecturas (con orgullo puedo decir que lo he hecho) y hablar sobre el refugio de la lectura. He encontrado a un par de personas con las que empecé a escribir y compartir mis escritos hace muchísimos años en otras redes sociales, ahora con más experiencia, con nuevas rutas, con más crítica y más nostalgia.

He recordado aquellos tiempos en que los libros eran mi único refugio confiable. En que la lectura era tan cotidiana que no me era posible separarla. Cuando paseaba por las librerías y sentía que me comería el mundo. De cuando hojeaba historias interminables y sentía que podía habitar en ellas. De cuando la empatía era cómoda y necesaria.

Así que me he resuelto a volver al blog, a tratar de volver a la lectura habitual y reencantarme con los libros. A volver a sentir zumbidos y relámpagos cuando lea 'Aullido', cuando me topo con mis clásicos favoritos, o con una nueva otra que no es tan buena pero llena.

Quiero volver a leer. Así que si por casualidad queda alguien por allá, espero que podamos leer juntos.


1 comentario :

  1. Descubrí tu blog hace poco y fue un agrado saber que tenemos los mismos gustos respecto a los libros. Espero que sigas reseñando, no sé si te has planteado la idea de hacer un blog en instagram (pues es de las redes sociales más activas y de las pocas que utilizó) así te darías a conocer un poco un más.

    ResponderEliminar

¡Hey!
Gracias por dejar tus grandiosos comentarios; pero antes recuerda que el respeto debe de estar presente en cada uno de ellos, no nos agrada el spam y, si tienes algo sumamente importante para comunicarnos, es preferible que nos contáctes mediante el correo del blog.

¡Ahora eres libre de dejar tu opinión!


¡Nos vemos!